Me quitaron todo

Me quitaron todo

Desde hace un par de años, este hombre -que no se atreve a mostrar su rostro- vive esperando que le vayan a quemar la casa.

Desde hace un par de años, no tiene ingresos porque le robaron todo. Y la casa, que tanto le costó tener, está a punto de ser embargada por el banco por una deuda que no tiene cómo pagar.

“Trabajaba, tenía empresas. Nací de cero. Empecé desde abajo con un furgón, después con un camión trabajando en la madera e hice una promesa ante Dios. Que, si me daba un camión nuevo, el camión, lo que ganara, daba diezmo, el 10% a la iglesia. Y me resultó muy bien trabajar con Dios.

Me levantaba a las 5 de la mañana, acostándome a las 12 de la noche, más o menos. 25 años que estuve en ese rubro y tuve buena gente, porque los camiones eran nuevos, tuve buenos choferes, buenos operadores y me fue bien, gracias a Dios”, dice.

Hasta que se cruzó en el camino de terroristas quienes le han quitado todo. Le quemaron sus siembras, le tomaron el campo y le robaron los eucaliptus recién crecidos.

“Me asaltaron, me hicieron la vida imposible, me amenazaron. ¿Cómo usted soporta tanto?, ¿cómo puedo hacer entender a un Gobierno o a un Estado la vivencia que tenemos para acá?”.

La palabra horrible, queda corta, dice.