Juan Navarrete

“Los trabajadores son los que más sufren”

Juan Navarrete: “Los trabajadores son los que más sufren”.

El día que Juan Navarrete citó a sus trabajadores un día domingo, pensó que no llegarían. El frío, la pandemia y el día lo hizo suponer que estaría solo. Pero no. Todos llegaron y lo escucharon atentamente.

Juan era pobre. No tenía recursos, pero sí ambición de salir adelante. Miraba a sus tíos que llegaron a viejos sin recursos y no se conformó. Trabajaba 18 horas empecinada y ordenadamente. Juntaba tres sueldos al mes y cuando pudo, se compró el primer tractor para dedicarse a su pasión: la agricultura. “Esta profesión es esperanza. El agricultor vive de ella porque no puede manejar muchas cosas”. Trabajaba con reclusos. Los pasaba a buscar y a dejar para arar la tierra y cree que eso, su esfuerzo y tesón, marcaron la diferencia con su linaje.

El primer atentado ocurrió el 97. Quemaron uno de sus camiones. Sin embargo, todo empeoró en el año 2000 y fue ahí cuando pensó en retirarse.

Ese domingo, citó a sus trabajadores y, conmovido, les contó lo que estaba sufriendo. Les dijo que ellos no habían hecho nada malo y, sin embargo, se llevaban la peor parte. Mientras los miraba, pensaba que esto no era justo, que era triste. Triste ver a hombres esforzados expuestos. Triste, porque uno de ellos tiene perdigones; varios con lesiones físicas. Y nada tienen que ver en esto.

“Todo lo que tengo no es mío. El cuarenta por ciento será, pero lo demás es de los bancos y por eso trabajo. Sin máquinas no hago nada. Entonces es duro”, comenta. “Las máquinas las podré recuperar, pero a un conductor no. Y no poder hacer nada…, es cruel. Cómo no va a haber un Estado que pueda regular esto”. dice.

Ese domingo, sus trabajadores lo miraron expectantes. Hicieron una ronda y Juan intentaba hablarles. Pero no tuvo que esforzarse tanto porque ellos mismos lo alentaron. “Nosotros seguimos, jefe. Estamos con usted”.