Condominio Riñimapu

Condominio Riñimapu

En Los Ríos, las reivindicaciones del Pueblo Mapuche no eran habituales. Los ataques incendiarios o los panfletos reivindicatorios, tampoco. Menos en las cercanías del Lago Riñihue, una zona tranquila y apacible.

Sin embargo, un día -hace dos años-, una comunidad mapuche se tomó un puente. El único puente que permitía el acceso a un condominio llamado Riñimapu y el único acceso que tenía ese condominio para ir al pueblo.

Al dialogar las partes llegaron a un acuerdo que consistió en que los propietarios del condominio les construirían un camino pavimentado para llegar al lago en vehículo. “Aceptamos”, dijeron los propietarios y comenzaron la construcción. Pero un día de esos, y ya construido el camino, la comunidad mapuche entró a la fuerza a la propiedad. Se instalaron en el quincho y se tomaron fotos, asaron carne y prendieron música. Y las cámaras de seguridad se apagaron.

De eso han pasado dos años y la situación solo ha empeorado. Los propietarios del condominio aún lloran al recordar las escenas de violencia en donde volaban los disparos y entraban turbas de 100 personas gritando.

Uno de ellos, cuyo nombre no quiere revelar, debió sacar a su familia a las una de la mañana en un bote que atravesó el lago. Entre esas personas iba su señora, adulta mayor, su nuera embarazada de seis meses y sus nietos de 5 a 1 años. Pero al menos se salvaron. Su vecino, en cambio, logró escapar, pero su casa fue totalmente incendiada. Y así pasan sus días.

Amenazados y temerosos.